Tras ganar el año pasado la segunda división, Madrid Raptors tenía el reto de competir por primera vez en la remodelada primera división de flag madrileña. Con solo seis equipos y un descenso, el equipo tenía que empezar con fuerza debido a que el nivel iba a ser más alto que nunca. Y la realidad es que la competición no defraudó, con el equipo madrileño compitiendo por los Playoffs hasta el último minuto de la temporada.

La temporada empezó con dificultades aún así, encadenando dos derrotas frente a Capitals y Templars, rivales directos en la pelea por el cuarto puesto que da acceso al Playoff. Una derrota contra Black Demons parecía dejar al equipo fuera de cualquier opción pero la segunda jornada se cerró con una importante victoria sobre Goldbats. Y la primera vuelta acabó en una nota aún más positiva al conseguir derrotar a Camineros, dejando al equipo con un 2-3 en el balance y opciones reales de entrar en el Playoff.

Una victoria de 14 puntos sobre Templars servía para además ganarles el diferencial y por tanto depender de si mismos en el resto de la competición. La penúltima jornada acabaría con el equipo en 4-4 después de conseguir derrotar a Goldbats pero no así a Camioneros. Con esos resultados, el equipo tenía que ganar uno de los dos partidos para clasificarse al Playoff en la última jornada. Uno de ellos sería frente a Black Demons, los cuales seguían invictos mientras que el último sería contra Capitals, los cuales estaban también peleando por entrar en Playoff.

A falta de solo una jornada Raptors iba 4-4, Capitals 3-5 y Templars 3-3. Dos equipos entrarían en Playoff mientras que uno se quedaría fuera. Templars empezó ganando a Goldbats mientras que Raptors fue incapaz de vencer a Black Demons. El segundo encuentro sería el que definiría todo, con Raptors jugando frente a Capitals. Además, en el campo de Mostóles empezó a diluviar, complicando aún más el encuentro.

En un enfrentamiento de iguales, ambos equipos tuvieron ventaja para ganar el encuentro en los dos últimos minutos. No obstante, un Touchdown a falta de menos de 30 segundos pondría a Capitals por encima con un resultado de 34-32 con el que aseguraban el puesto de Playoff para su equipo. No obstante, Raptors aún podía clasificarse para Playoff debido a que Templars llegaría al último encuentro de la jornada con un marcador de 4-5. Si perdían contra Capitals, Raptors entraría por primera vez en su historia al Playoff. No obstante, Templars cumpliría, ganando en otro intenso partido por solo dos puntos y clasificándose para Play-off. Aún así, la temporada es realmente positiva para el equipo madrileño. En su primera temporada en la máxima competición, no tuvieron ningún problema para asegurar la categoría e incluso compitieron por entrar en Playoff. Será interesante ver cómo se desarrolla el segundo año en la categoría después de una primera temporada que solo puede definirse como una montaña rusa de emociones.

Deja un comentario